Por el respeto a las rocas de escalada en Fontainebleau

Los lugares y rocas de escalada del bosque de Fontainebleau están cada vez más deteriorados debido a la creciente frecuentacion por parte de los escaladores, no siempre conscientes de las marcas que dejan tras ellos. El rastro más visible es el del magnesio, cuyo uso compulsivo e irrefrenado va desfigurando las rocas, recubiertas de manchas blancas. Además, el uso de pies de gato no del todo limpios provoca un desgaste acelerado de la arenisca, y el cepillado repetido (a menudo para quitar el magnesio) lima de manera irreversible algunas presas.

Escaladores ocasionales o asiduos, no basta con reconocer la situación, y lamentarse por la alteración irreversible de este patrimonio excepcional. Pensamos que la magia y la belleza de las rocas de « Bleau », conocida por los escaladores de todo el mundo, debe ser protegida para las futuras generaciones.

Firmando este llamamiento, nos comprometemos a promover entre la comunidad de escaladores de Fontenainebleau un conjunto de « buenas prácticas » de escalada en Bleau para limitar las marcas que dejan los escaladores en la roca. Así, los polvos (magnesio, resina) no deben ser utilizados en Bleau : sólo se deben tolerar colocados dentro de un trapo cerrado y usados con la mayor parsimonia, aplicándose directamente en las manos y no en la roca. Lo ideal es incluso simplemente no usar nada, tal y como hacen gran número de escaladores sin perjuicio para el placer de la escalada. Es igualmente importante utilizar un felpudo o un trapo para limpiar cuidadosamente la suela de los pies de gato antes de escalar una roca (el crash pad no es suficiente).

Dando ejemplo, y sensibilizando a los visitantes como a los asiduos del lugar, estamos convencidos de que surgirá de manera colectiva entre los escaladores un comportamiento más respetuoso de su terreno de juego.